Contacta con nosotros:

964534208
Limpiar toldos en Mare Nostrum
3Jul 2020
Jul 3, 2020

Cuida tu toldo para que se mantenga impecable

El sol nos estaba achicharrando y hemos decidido instalar un toldo en nuestra terraza, balcón o ventana. ¡Excelente idea! Los toldos te ayudarán a mantener más fresca tu casa, ahorrar en electricidad porque usarás menos el aire acondicionada y además, salvaguardarás del desgaste cortinas y muebles. Si has elegido Toldos Mare Nostrum, ¡enhorabuena!, porque la calidad de nuestros productos está garantizada y además, nuestro servicio post-venta, estará siempre a tu disposición. Además, sabes que tenemos complementos para mejorar tu instalación. Descúbrelos AQUÍ

Pero sabemos que a tí te gusta cuidar tu casa y esta inversión que has hecho, te dure el máximo posible. Por eso queremos darte algunos consejos para mantener impecable tu toldo por más tiempo.

1.Elimina el polvo cada cierto tiempo. Si evitas que se acumule el polvo, también evitarás manchas y que se impregne el polvo en el tejido. Para retirar el polvo acumulado puedes utilizar la aspiradora o un cepillo de cerdas suaves. Y si ya existen manchas más resistentes, utiliza agua tibia y jabón neutro que puedes aplicar a mano o con una manguera, dependiendo de la ubicación del toldo. También puedes utilizar agua a presión si dispones del equipo.

Si ves que hay alguna mancha resistente, procura eliminarla cuanto antes. El objetivo es eliminar toda la suciedad en cuanto se deposita. Y, sobre todo, que no se produzcan manchas de humedades porque, con el tiempo, pueden adherirse a la lona y convertirse en un problema para siempre.

2. Fija el color con un chorrito de vinagre. Sabemos que es el truco que utilizas con las prendas de color en la lavadora, pero en las lonas también funciona. Para que la intensidad del color no se pierda, puedes añadir una pequeña cantidad de vinagre al agua de la limpieza.

3. No utilices productos abrasivos. Podrías deteriorar de manera irreversible las cualidades del toldo. Consulta a tu instalador las cualidad de tu toldo y su «manual de instrucciones», allí verás los productos más adecuados para la limpieza. Pero sobre todo, evita aquellos más agresivos con los tejidos. Y las herramientas que sean siempre suaves: cepillos blandos y bayetas de microfibra.

4. Recoge siempre seco tu toldo. Si ha llovido y se ha empapado, espera a que se seque para recogerlo. Si hay tormenta y has de recogerlo lo más rápido posible y, en cuanto puedas vuélvelo a extender para que se seque.

Actualmente hay dispositivos domóticos inteligentes que recogen tu toldo automáticamente cuando detectan lluvia o viento fuerte. Con estos dispositivos, tu toldo estará siempre a salvo. En Toldos Mare Nostrum te podemos informar del mejor sistema para tu toldo.

Además, si en invierno o a temporadas no lo vas a utilizar, instala un cofre donde guardarlo o un tejadillo de aluminio que lo proteja del sol y la intemperie. Llámanos y te haremos un presupuesto a medida. Con una pequeña inversión puedes ahorrarte mucho dinero en reparaciones o sustitución.

5. Revisa todo el aparataje del toldo. Cuando recojas el toldo, comprueba que los brazos y las zonas de flexión están bien y que no están dañadas. Comprueba que la tela se ha recogido correctamente y que no está deformada. Además, lo mejor es que un técnico lo revise anualmente al inicio de la temporada para arreglar cualquier problema y así alargar la vida de tu toldo. Sobre todo si eres un restaurante o establecimiento y tus clientes necesitan esa sombra. En Toldos Mare Nostrum estamos para ayudarte a cuidar tu toldo, consúltanos y te haremos el plan de mantenimiento más adecuado para tu producto.

Y ahora, ¡a disfrutar del verano!

Comments are closed.